Natural English Kids Camp 2016 - Resultados y reflexiones

La primera semana de agosto, realizamos la primera NEKC en La Colonia de Gredos. Aquí comparto mis impresiones, unas fotos y unos pensamientos sobre como seguir desarrollando este gran proyecto.

Por lo general, estamos muy contentos con como fue el campamento. Los niños fueron muy simpáticos, se llevaron muy bien y muchos nos dijeron “See you next year” en vez de “Goodbye”. La única queja repetida que escuché fue que querían más tiempo libre. Eso quiere decir que les tuvimos ocupados casi todo el día. ¡Eso no me preocupa mucho, la verdad!

Pasaré a poner unos comentarios sobre la experiencia y lo que he aprendido, y luego incluiré algunas de las muchas fotos que hemos hecho.

Más sobre NEKC
Lo que queríamos en nuestro campamento

Lo que queríamos

  • Que los niños lo pasasen bien.
  • Que empezasen como desconocidos, pero que terminasen como amigos.
  • Que nosotros, como profesores, fuésemos capaces de crear una relación con los niños a través del inglés.
  • Que los niños aprendiesen mucho inglés, pero sin sentir que estaban en clase todo el día.
  • Crear un ambiente en el cual los niños estuviesen colaborando, en vez de compitiendo.
  • Incorporar actividades que desarrollen diferentes destrezas; expresión artística, deportes, resolución de problemas, trabajo en equipo, etc.
  • Crear rutinas, pero sin monotonía.
  • Crear contextos específicamente para trabajar estructuras y vocabulario.
  • Lograr que el inglés fuese el idioma principal de comunicación en cada momento del día.
La realidad de nuestro campamento en inglés

Lo que ocurrió

No es para tirarnos flores, pero creo que logramos la mayoría de nuestros objetivos.

Empezamos con un grupo bastante heterogéneo de niños en términos de edad, intereses y nivel de inglés, pero logramos que estuviesen todos involucrados con todas las actividades, usando los puntos fuertes de cada uno para el beneficio de los demás.

Vimos como el primer día, muchos de los niños no nos entendían, pero al final de la semana les podíamos dar instrucciones y explicaciones largas y complejas a velocidad natural y respondieron todos casi sin pensarlo. Ese nivel de mejora en la comprensión es algo que me impresiona y me enorgullece.

La producción oral también mejoró bastante de media. Los que no hablaban nada fuesen capaces de comunicarse, aunque sea con errores, al final e la semana. Los que ya hablaban, terminaron con más confianza, menos errores y más variedad de vocabulario.

Vimos como el vocabulario y estructuras de una actividad luego se empleaban en otros contextos, muchas veces en contextos inesperados. Un ejemplo fue que un niño averiguó por si mismo que RAINBOW (arcoíris) literalmente significa (arco de lluvia), gracias a haber hecho tiro con arco por la mañana. Otro ejemplo fue una niña que dijo que estaba corriendo “like a rocket” (como un cohete) el mismo día que habíamos hecho experimentos con cohetes.

Donde tenemos que mejorar es en como hacer que el inglés sea más integrada en los momentos libres. Nos encantó ver como algunos de los niños estaban jugando en inglés a veces ellos solos, o hablando en “spanglish”, pero el reto verdadero sería hacer que incluso en los dormitorios antes de dormirse, estuviesen usando el inglés para comunicarse.

Lo que hemos aprendido sobre los campamentos bilingües inglés español

Lo que hemos aprendido y planes de futuro

Lo principal que hemos aprendido es que el formato funciona. Combinar deportes, arte, proyectos, experimentos científicos, técnicas de aprendizaje cooperativo, etc. para un campamento de inglés, en vez de simplemente dar unas clases de inglés parte del día, mantiene la atención de los niños y les inunda de información de tal manera que no pueden evitar pasarlo bien y aprender inglés y muchas otras cosas.

Vimos que la cercanía es esencial. Sentimos que los niños sintieron que les conocíamos bien a todos y queríamos ayudarles en todo lo posible. Para otros campamentos con más cantidad de niños, seguramente haremos que haya profesores que pasen mucho tiempo con cada grupo de 8-10 niños para que esto no cambie.

El tema de que los niños hablen en español entre ellos es cansado, pero estamos acostumbrados a ello. Hicimos bastante buen trabajo en este sentido cuando estábamos presentes, pero hay que hacer más para cuando están en los dormitorios, jugando al fútbol, etc.

Nuestro gran proyecto para el año que viene va a ser, por una parte, que NEKC crezca y, por otro lado, también traer a niños y jóvenes del extranjero, en particular de países angloparlantes.

X
- Enter Your Location -
- or -