Soy nativo de Inglaterra pero, ¿podría clasificarme como profesor nativo de castellano si volviera a mi país de origen y quisiera dar clases de castellano?

El tema de quien es nativo y quien no es complicado, y bastante conflictivo, en nuestro sector. Por lo general, los clientes prefieren tener un profesor nativo pero hay ocasiones en las que la definición de “nativo” puede causar problemas.

Para dar clases, es verdad que es mejor alguien que tenga un dominio total del idioma para poder transmitirte estos conocimientos pero, ¿es necesario que seas de nacionalidad británica, por ejemplo, para enseñar bien el inglés? 

En mi opinión, la respuesta es que no. Muchas veces los profesores bilingües, pero no por nacimiento, incluso tienen una ventaja sobre las personas que hablan un idioma debido a su país de origen o el entorno en el que se han criado; han tenido que aprender el idioma ellos mismos.

Cuando vine a España, no me avergüenza contaros que no tenía ni idea de la gramática inglesa (¡no me da vergüenza porque ahora lo tengo dominao!) ni de cómo enseñar (también lo tengo más o menos controlado, creo) pero me daban trabajo en academias simplemente por ser inglés. Tampoco hablaba castellano y, por lo tanto, no sabía usar la lengua materna de mis alumnos para ayudarles a entender ni podía centrarme en partes del idioma donde hay diferencias entre los dos que pueden causar confusiones.

Por ejemplo, no entendía porqué la gente dice a menudo “actually” para decir “actualmente” cuando no quiere decir lo mismo, ni entendía como podía ser que los hispanohablantes tuviesen tantos problemas con la diferencia entre Present Perfect y Past Simple.

Las personas bilingües, no necesariamente nativos de nacimiento, pueden entender todas estas matices La nacionalidad no hace que seas un parlante nativo de un idiomainstintivamente y ayudar a sus alumnos a aprender de una forma rápida y eficiente. No es decir que los nativos de origen no lo pueden hacer pero creo que queda claro lo que quiero decir.

Luego hay otro grupo de personas, los “nativos no bilingües”, que hacen que sea aún más complicado. Si cierta alumna lee este artículo, sabrá que estoy hablando de ella y su hijo. Acabamos de organizar un curso intensivo en Inglaterra para un chico que tiene el pasaporte estadounidense debido a la nacionalidad de su padre, pero su nivel de inglés es B2 o menos. ¿Sería buena elección para dar clases? 

Si añadimos el hecho que tampoco todos las personas, nativas o bilingües, valen para dar clase, espero que estéis de acuerdo conmigo en la definición de “profesor nativo” que utilizamos en nuestra página web:

Alguien que habla el idioma que enseña con un nivel de fluidez y conocimiento similar al de una persona nativa de un país en el que dicho idioma es la lengua oficial, o una de ellas.

Lógicamente, es probable que no aceptaríamos colaborar con alguien con un acento incomprensible, pero me atrevo a decir que es posible que esto nos podría ocurrir con alguien con un acento muy cerrado de Glasgow igual que podría pasar con alguien de Madrid con nivel nativo de otro idioma.

Agradeceríamos vuestras opiniones sobre este asunto porque es algo que causa bastante revuelo (aunque pueda parecer una tontería a algunos).

Originalmente, este artículo se publicó en mi antiguo blog llamado “Joe’s Language Blog”… hace ya tiempo que lo he dejado de actualizar pero espero revivir este tipo de cosa aquí. Hay otro de estos con chistes por aquí en algún sitio 😉
X
- Enter Your Location -
- or -