Tras unos 8 años viviendo en España y casi 31 siendo una persona, ésta última siendo una actividad que involucra mucho contacto con los idiomas, he llegado a la siguiente conclusión:

Nos cuesta aprender idiomas a la gente mayor de 5 años porque no aguantamos no entender a la primera.

Bueno, tampoco es el único problema pero sin duda es un factor. Esto también está vinculado al deseo de hablar correctamente o no hablar nada.

Todos mis alumnos, familiares y amigos afirmarán que soy un terrible pesado con todo lo relacionado con el aprendizaje de los idiomas y algo que siempre reitero es la importancia de “dejar que el cerebro lo vaya descifrando solo“.

 

A menudo las victimas de mis charlas no aguantan más de unos pocos minutos antes de buscar alguna excusa para escaparse pero la ventaja de tener mi nuevo blog es que lo puedo dejar escrito por si le interesa a alguien.

 

Otro tema recurrente en mis discursos es el hecho que todos nacemos sin saber ni una palabra de ningún idioma pero, como si de magia se tratase, la enorme mayoría logramos aprender al menos un idioma entero a un nivel realmente alto antes de recibir ninguna clase de ningún tipo.

 

¿Cómo es entonces que luego nos puede resultar una tarea tan ardua aprender idiomas?

Estoy seguro que exista todo tipo de estudio académico sobre este asunto pero, para ser honesto con vosotros, no he leído ninguno y tampoco tengo estudios relevantes para respaldar mis impresiones pero procederé a compartirlas de todas formas. Hay aspectos de lo que quiero decir que van a requerir un artículo por separado así que voy a dar este consejo de la forma más básica que puedo.

Los niños no entienden todo y no pasa nada

Muchas veces se nos olvida que los niños pequeños no entienden todas las palabras que les decimos. Cuando decimos una frase como “Fulanito, ¿me haces un favor y me acercas el agua, por favor?, es muy probable que el niño realmente entiende algo como “Fulanito, ¿bla bla bla agua, por favor?”. Fulanito va a responder de la misma manera entendiendo la frase entera o simplemente las palabras más sencillas. “Fulanito”, “agua” y “por favor” se aprenden por asociación en contexto. También aprenderán más adelante el significado de “¿me haces un favor?” de la misma manera.

Por este motivo, a los niños pequeños no les extraña nada no entender todo lo que les decimos en otro idioma tampoco. Les basta con entender el sentido de la frase y lograr responder con acciones o palabras que satisfacen a la otra persona.

Cuanto más mayores, menos tolerancia tenemos a no entender

Es de sabiduría común que cuanto más pequeños sean los niños, más rápido aprenden los idiomas. En mi experiencia, los niños de 2 años tardan unos 5 minutos hasta que no les extrañe que les hables en inglés, los niños de 3 años tardan unos 20 minutos, los de 4 un par de clases y los de 5 unas 5 clases.

Esto luego lo podemos extrapolar a un alumno adulto y creo que muchas personas entenderán lo que quiero decir.

En mi opinión y experiencia, y según cosas que he leído en internet, los adultos tienen mayor plasticidad mental y capacidad de aprendizaje de lo que creemos. Se suele decir que los “niños son como unas esponjas” pero, nuevamente en mi opinion, también lo pueden llegar a ser los adultos con la actitud correcta.

Aprender a no entender y a equivocarse

Esta última sección es donde suelo perder mi audiencia cuando hablo de este tema ya que es el momento que os digo cosas que significan cambiar hábitos.

Si quieres aprender a hablar un idioma como un nativo, lo mejor es adoptar la actitud de un niño hacia el problema. Aquí os dejo unas sugerencias:

  • Exponte al idioma y acepta que no vas a entender nada al principio. Las películas son una herramienta increíble para esto. Lo mejor sería verlas en versión original y sin subtítulos desde día uno. Es difícil pero vale la pena. Te sorprenderá como vas pillando cosas.
  • Intenta contestar como sea en clase o cuando te encuentres con una persona nativa aunque no estés seguro de lo que se ha dicho, si vas a contestar bien o si sabes construir la frase.
  • Comunica un interés en comunicarte. Aunque hables en Spanglish, Françaispañol, Hipanoalemán, Espanchino o lo que sea al principio. Es mejor dejarse corregir que guardar el silencio.

Allí lo dejo por hoy. Espero que esto tenga sentido para algunos por lo menos. Pensar de esta manera me ayudó a mi aprender castellano en poco tiempo y creo sinceramente que un “cambio de chip” podría ayudar a muchas personas a lograr sus metas en al aprendizaje de cualquier idioma.

Este artículo se publicó hace ya unos cuantos años en mi blog antiguo “Joe’s Language Blog”.
X
- Enter Your Location -
- or -